Las empresas le declaran la guerra al crimen cibernético

Sin duda alguna el cibercrimen cada día aumenta a niveles alarmantes, tanto así que los reportes de perdidas económicas de las empresas que han sido victimas de algún tipo de fraude resultan ya en cifras millonarias. Es por eso que Deusto Business School iniciará su nuevo programa de innovación en temas de ciberseguridad, destinado a cualquier tipo de empresa u organismo que desee estar preparado para hacer frente a las nuevas amenazas informáticas. la consigna es nuevas armas contra nuevas amenazas.

Precisamente esta iniciativa se origina porque hoy en día cualquiera tiene acceso a un ordenador y también puede adquirir un software malicioso comprado por ínfimas sumas, con lo que pueden llegar a robar o destruir el trabajo de muchos años que una empresa posee supuestamente bajo siete llaves. es por eso que surge la necesidad de que las grandes empresas implementen de una manera efectiva herramientas y conocimientos que les brinden la capacidad de enfrentar este tipo de amenazas, ya que aunque parezca increíble, la delincuencia digital es el tercer delito que más dinero mueve en el mundo, justo detrás de actividades ilícitas conocidas, como la prostitución y el narcotráfico.

Es por eso que la universidad de Deusto ha iniciado una campaña para enseñar a protegerse tanto a empresas privadas como a organizaciones públicas, de este flagelo tecnológico, por lo que ha implementado su nuevo Programa de Innovación en Ciberseguridad, el cual esta dirigido por Eloy Velasco. actual juez de la Audiencia Nacional. Precisamente Velasco sostiene que la delincuencia informática es una especie de modalidad delictiva cobarde, debido a que los ciberdelincuentes casi no necesitan dar la cara, ya que solo operan ocultos tras un ordenador.

Sin duda alguna este tipo de protección sobre las amenazas virtuales resultan vitales para las grandes compañías, ya que cuando estas son victimas de estos ciberataques, no se atreven a denunciar, ya que ponen en tela de juicio su imagen en temas de seguridad frente a sus clientes, por lo que prefieren ocultarlo.  Es por eso que estas grandes compañías prefieren proteger su reputación, antes de transmitir una imagen de inseguridad. es por eso que se ha implementado este curso que consta basicamente de 10 sesiones que se desarrollarán a lo largo de un año, y esta dirigido especialmente a los directivos, responsables de los sistemas de información de empresas privadas e instituciones públicas, así como a aquellos profesionales interesados en orientar sus conocimientos al ámbito de la ciberseguridad.

Dentro de los docentes que dictarán este curso, se destaca la presencia de profesionales de primer nivel como la fiscal del Tribunal Supremo Elvira Tejada, el director general de la Policía Nacional y el ex fiscal general del Estado, además del ya mencionado Velasco. estas clases por lo pronto se ha establecido en España sin embargo otros países han considerado la posibilidad de también impartir estos conocimientos de protección informática. Se tiene asimismo planificado realizar una visita a la sede de Google ubicada en Madrid, así como a la sede mundial del centro de Ciberdelitos en Deloitte.

De esta manera se sugiere a los mas importantes directivos de las empresas, que consideren el cibercrimen entre una de sus principales preocupaciones, de modo que puedan invertir recursos para establecer planes de contingencia si en caso la empresa fuese atacada, ya que estos ciberataques no solo ocasionan millonarias perdidas económicas, sino que ademas un directivo podría ser denunciado por su propia empresa si se comprueba que no invirtió adecuadamente los recursos en seguridad.

Lo importante es ser conscientes de que la seguridad informática es un aspecto que debe figurar siempre en las agendas de las empresas, ya que un ciberataque puede resultar muy económico, mientras que la detección de esta violación puede representar un gasto millonario. pero no solo las empresas vienen siendo afectadas por esa modalidad de crimen, sino que también cualquier ciudadano puede ser victima, ya que su información en redes sociales, también posee un costo en el mercado negro, por ejemplo de acuerdo a información de Digiware, por una cuenta de Facebook con su contraseña se puede llegar a pagar hasta US$ 200 dolares en Estados Unidos.

Lo preocupante es que muchos usuarios no son conscientes de la importancia de estos datos, ya que estos pueden acabar en manos de organizaciones criminales, así como en agencias de marketing, que se encargan de difundir marcas mediante Spam. recuerda que básicamente las redes sociales guardan valiosa información sobre nuestros gustos, y de eso precisamente se aprovechan ciertas organizaciones para hacernos de manera involuntaria parte de sus redes de negocio, que muchas veces consiste en actos ilícitos.

UENTE: wwwabc.es

Artículos Relacionados

    Blogger Comment
    Facebook Comment